26 de febrero de 2024

Las frases de Cristina: «nunca voy a ser de ellos Yo soy del pueblo y de ahí no me muevo»

Durante su discurso en Plaza de Mayo, Cristina Fernández de Kirchner dejó expresiones de alto voltaje político, económico e institucional. Aunque tal vez, las frases más potentes fueron aquellas en las que apeló a la emocionalidad cuando dijo: «¿por qué creen que me odian, me persiguen y me proscriben? Por eso: porque nunca fui de ellos ni lo voy a ser. Hagan lo que hagan, aunque me quieran matar, meter presa, nunca voy a ser de ellos».

La vicepresidenta dejó en claro las diferencias con Alberto Fernández y dijo: «Todos saben las diferencias que he tenido y que tengo. Dije que iba a haber crecimiento y había que cuidar que no se lo llevaran cuatro vivos y pasó que se lo están llevando. Aún con diferencias, este gobierno es infinitamente mejor lo que hubiera sido otro de Macri, no tengo dudas».

En relación con los gobiernos kirchneristas, el de Néstor y las dos gestiones propias, aseveró: «En estos años que se habla en contra del Estado, quiero contarles que después de que él (Néstor Kirchner) llegó después de la crisis de 2001 el Estado era así de chiquito».

“En aquel Estado, YPF había sido privatizada y era una empresa española como Aerolíneas Argentinas. Tampoco estaba el Correo, que también había sido privatizado. La ANSES tampoco existía porque cuando él llegó en Argentina se jubilaban unos pocos. Los recursos de los trabajadores habían sido privatizados y entregados a las famosas AFJP.

“Entonces, si todo estaba en manos de los privados, buenos administradores, ¿por qué Argentina debía tanta plata? porque habían contraído deuda externa, la habían estatizado en el ‘82 y siguieron toda la década del ‘90 para sostener la falsa dolarización endeudando el país y el día que se cayó esa falsa dolarización, estalló el país”.

“Quiero que llevemos a todos los rincones de la patria que el Estado era así de chiquitito y la deuda así de grande”.

«Fuimos los kukas los que pagamos los depósitos a plazo fijo con el Boden 12, el bono que se le entregó a cada uno de los que cuando fueron a buscar los dólares y los pesos a los bancos no estaban. Esos dólares los pagaron los kukas, Néstor y Cristina. Ocho cuotas, las tres primeras la pagó Néstor, la última en 2012, anoten genios de la economía, se las pagamos nosotros la de ustedes, los perucas».

«A quienes hablan de «el viento de cola» que recibió el kirchnerismo quiero recordarles que a tres meses de asumir como presidenta, por otro genio de la economía [en referencia a su entonces ministro de Economía, Martín Lousteau], de los que nos dan clases todos los días casi me pongo el país de sombrero».

«Creamos un modelo de construcción, producción, inclusión social, de sostenimiento de la industria nacional, de buenos salarios. Aquel gobierno termina con el mejor salario en dólares de la región».

También tuvo un párrafo real y con mucha crudeza del futuro de la economía al decir: “El país no puede seguir atado a una economía primarizada y los precios internacionales aunque llueva o salga el sol. Tenemos que dar un salto cualitativo, articular lo público y lo privado. Esta es la discusión que necesitamos los argentinos y no las boludeces que escuchamos todos los días por la televisión.

El acuerdo con el FMI y sus políticas de subordinación, expresó: “Dejen de querer dirigir la política y clausurar la industrialización del país y convertirnos únicamente en proveedores de materia prima. Somos 46 millones, no alcanza con la materia prima, tenemos que incorporar valor y tecnología para que haya trabajo de calidad y buenos salarios, lo que el país necesita. Se puede hacer porque nosotros lo hicimos durante 12 años y medio. Gracias a los kukas también recuperamos vaca muerta»

Sobre la Corte Suprema de Justicia dijo: «Aquella Corte, de la que Néstor (Kirchner) había pedido su juicio político, al lado de este mamarracho que tenemos hoy… nunca se dijo de un juez de la Corte las cosas que se saben. No importa si es un jurista de una u otra orientación, pero los argentinos merecen tener una Corte Suprema de Justicia digna, es la imagen del país también

Con todos los errores que pueden tener quienes forman parte de un poder ejecutivo y legislativo, la sociedad frente a estos poderes siempre tiene una garantía, la del voto. Porque si no te gustan, tenés en tus manos el voto cada dos o cuatro años. Tenemos que repensar el diseño institucional. No podemos seguir con la rémora monárquica de personas que son designadas de por vida y nunca más rinden cuentas a nadie ni nada. Eso no es de república. Eso no es de democracia».

“Tenemos que saber que es necesario construir organización, profundidad territorial, sectorial en los sindicatos, en las fábricas. Una sola persona no puede. Tiene que haber una organización, cuadros que tomen la posta y lleven adelante el programa de gobierno que necesita Argentina”.

“Créanme que Argentina necesita imperiosamente 3 o 4 ejes sobre los que desarrollar ese programa. El primero, y en esto quiero dirigirme no solo a los que piensan como yo: si nosotros no logramos que ese programa que el FMI impone a todos sus deudores sea dejado de lado y nos permita elaborar un programa propio de crecimiento e industrialización, va a ser imposible pagarlo por más que digan lo que digan”.

“El problema que tenemos es la distribución del ingreso. Y miren, créanme que para distribuirlo muchas veces hay que ponerle carita fea a los que tienen mucho. no se trata de confrontar. ¿O por qué se creen que en mi segundo gobierno pudimos llegar al 51%? o ¿por qué creen que me odian, me persiguen y me proscriben? Por eso: porque nunca fui de ellos ni lo voy a ser. Hagan lo que hagan, aunque me quieran matar, meter presa, nunca voy a ser de ellos. Yo soy del pueblo y de ahí no me muevo”.

“Los argentinos necesitamos una alianza entre lo público y lo privado para agregar valor e incorporar tecnología. Cuando uno ve las principales economías que han surgido, fundamentalmente en el lado asiático, cuando uno mira esos ejemplos lejos está de esa doctrina que quieren imponer acá de que el mercado y lo privado todo lo resuelve. Al contrario, son modelos de acumulación acordados entre el sector público y privado en los sectores en las actividades que más retorno provocan”.

“Cuando escucho y dicen hay que acabar con el peronismo o con el kirchnerismo…por favor…si con ganarnos alcanza, ¿por qué tenemos que llegar al exterminio del otro», Y se los digo como parte de una generación que fue devorada”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.