Mujer empoderada, La controversia entre construcci贸n social y designio divino Parte (I)

En este sofisma de la sexualidad, es pertinente partir de la comprensi贸n completa de qu茅 significa el t茅rmino empoderamiento, seg煤n su alcance biol贸gico, filos贸fico, social y cultural. En principio la Real Academia Espa帽ola define al empoderamiento como 鈥渓a acci贸n y efecto de empoderar, es decir hacer poderoso a un desfavorecido鈥. Simult谩neamente aparece el termino empoderar, cuyo significado implica 鈥渉acer poderoso o fuerte a un individuo o grupo social desfavorecido鈥. La intenci贸n de empoderar a un grupo desfavorecido puede tener diversas motivaciones e intereses de fondo. En principio, un individuo (mujer-var贸n) contempla un empoderamiento biol贸gico logrado por la provisi贸n de la naturaleza en alianza con la obra creadora de Dios, idea rechazada por el pensamiento pos modernista que sostiene el principio de la relatividad y valoraci贸n por la construcci贸n social del hombre.

Colaboraci贸n para La Pluma: Profesor Andr茅s Mart铆nez; Autor del Libro ESI "Educaci贸n Sexual Integral"; Coordinador Provincial de ADORA Argentina.

La filosof铆a del empoderamiento tiene su origen en el enfoque de la educaci贸n popular desarrollada a partir del trabajo en los a帽os 60 de Freire, estando ambas muy ligadas a los denominados enfoques participativos, presentes en el campo del desarrollo desde los a帽os 70.

Para Freire la educaci贸n no cambia al mundo: cambia a las personas que van a cambiar el mundo. La 鈥淧edagog铆a del oprimido鈥 es una de sus obras dedicada a 鈥渓os oprimidos鈥, y est谩 basado en su propia experiencia como profesor para adultos analfabetos. A su vez, Freire incluye un detallado an谩lisis de clases marxista en su exploraci贸n de lo que 茅l llama la relaci贸n entre 鈥渃olonizador鈥 y 鈥渃olonizado鈥 desde una pedagog铆a cr铆tica. Esta perspectiva del empoderamiento no presenta amenaza a la estructura natural de la persona ya que el empoderamiento parte de la alfabetizaci贸n y desde el conocimiento cr铆tico. Nace de la educaci贸n y para una mejor educaci贸n.

Por otra parte, tanto el var贸n como la mujer (seg煤n la taxonom铆a divina) cuentan con virtudes fisiol贸gicas y anat贸micas establecidas que les da la facultad biol贸gica de ser seres sexuales con funciones diferentes pero importantes y unificantes al fin. Por ejemplo, la sexualidad humana tiene como prop贸sito dar continuidad a su especie y, para eso, es imprescindible que se unan las facultades biol贸gicas del var贸n y el de la mujer, siendo ellos los 煤nicos capaces de gestacionar la vida de un nuevo individuo mediante las relaciones sexuales.

El engendrar un nuevo individuo es el resultado de un empoderar biol贸gico que le ha sido otorgado al var贸n y a la mujer por naturaleza divina y, eso, no se puede combatir.  Sin embargo, existe una posibilidad de combate contra la naturaleza biol贸gica humana denominada 鈥渆mpoderamiento femenino鈥, cuyo fin es desvirtuar completamente la idea de var贸n y mujer postulando que los g茅neros deben ser construidos a partir de los cambios culturales y movimientos sociales.

Esto se ve reflejado cuando la feminista Elo Mayo dice: 鈥渃onsidero al feminismo como un movimiento cuyo objetivo es acabar con un sistema opresivo y discriminatorio, y con las conductas no igualitarias que lo sustentan. Por tanto, el objetivo del feminismo que yo reivindico es conseguir que las mujeres seamos seres aut贸nomos, capaces de decidir e independientes. En definitiva: empoderarnos como mujeres. Y ese, es otro concepto que quiero reivindicar鈥[1].

La expresi贸n de Elo Mayo deja entrever que el feminismo partidario tiene la noci贸n arraigada de que el var贸n y el sistema cultural es opresor por excelencia de sus aspiraciones empoderativas.

Pero si retrocedemos en el tiempo, podremos ver que la idea de empoderamiento que Freire predic贸 fue sustituida por el resurgimiento feminista de forma paulatina, ordenada y adoctrinada, puesto que fue formulado hace m谩s de dos d茅cadas por las activistas e investigadoras feministas aglutinadas en la Red DAWN-MUDAR[2], una red de mujeres feministas constituida en 1984 en Bagalore, India. Ellas fueron quienes, analizando la situaci贸n de las mujeres se dieron cuenta de las necesidades e intereses de las mujeres pobres, e hicieron de los planteamientos feministas y de la creaci贸n de organizaciones de mujeres, los referentes principales de la estrategia para enfrentar la desigualdad de g茅nero, a la vez que planteaban la necesidad del cambio de las estructuras econ贸micas y pol铆ticas, claves para luchar contra la pobreza y la desigualdad.

Fueron las mujeres de DAWN quienes otorgaron al t茅rmino 鈥渆mpoderamiento鈥, un significado espec铆fico de g茅nero. Ellas fueron quienes, en 1985, en la III Conferencia Mundial de Nairobi, consiguieron por primera vez que se hablase de empoderamiento a nivel internacional, como una estrategia impulsada por mujeres del sur, con el fin de avanzar y generar un proceso de transformaci贸n social. Y despu茅s de Nairobi llegamos a Beijing, a la IV Conferencia Internacional de la Mujer celebrada en 1995, del que todos habremos o铆do hablar por su importancia y por haber puesto en marcha dos estrategias claves:

     鈥 El mainstreaming de g茅nero, definido por el Grupo de expertos del Consejo de Europa como 鈥渓a organizaci贸n (la reorganizaci贸n), la mejora, el desarrollo y la evaluaci贸n de los procesos pol铆ticos, de modo que una perspectiva de igualdad de g茅nero se incorpore en todas las pol铆ticas, a todos los niveles y en todas las etapas, por los actores normalmente involucrados en la adopci贸n de medidas pol铆ticas.鈥

     鈥 Y, el empoderamiento de las mujeres, entendiendo 鈥淨ue el empoderamiento de las mujeres y su plena participaci贸n en condiciones de igualdad en todas las esferas de la sociedad, incluyendo la participaci贸n en los procesos de toma de decisiones y el acceso al poder, son fundamentales para el logro de la igualdad, el desarrollo y la paz.鈥 Despu茅s de Beijing, el empoderamiento se convierte en una estrategia a incluir en todas las pol铆ticas de igualdad, y por ello: 鈥渓a vemos reflejada en los diferentes Planes y Proyectos institucionales. De manera que este tipo 鈥済lobal鈥 de empoderamiento nos habla de un proceso individual, en la medida que supone un proceso personal de toma de conciencia de las mujeres sobre su propia situaci贸n, que se inicia a trav茅s de una evoluci贸n propia, en la que cada mujer toma conciencia de sus propios derechos, de sus fortalezas e intereses, y consolida su autonom铆a y poder personal. Un proceso que requiere cambio, y como todos los cambios tambi茅n necesitan su tiempo. Tiempo para reflexionar, para elegir, para desarrollar habilidades, para aumentar la confianza y la autoestima, imprescindible para sobrevivir鈥; redacci贸n que presentaron en aquella conferencia.

Es decir, el empoderamiento, desde un sentido feminista, no termina en lo individual, sino que transciende al espacio colectivo, de forma que el trabajo realizado desde la individualidad y la subjetividad, servir谩 a las mujeres para organizarse en torno a la lucha por sus intereses colectivos, es decir, por sus intereses de g茅nero.


[1] Elo Mayo es experta en pol铆ticas de Igualdad de mujeres y hombres, mediadora intercultural y trabajadora social. 芦Pero ante todo -dice-, me siento Feminista desde que all谩 por los a帽os 80 entr茅 a formar parte de este movimiento禄. Durante el periodo 2007-2011, fue directora de Promoci贸n Social en la Diputaci贸n Foral de 脕lava, como responsable de las Pol铆ticas de Igualdad, Inmigraci贸n y Cooperaci贸n al Desarrollo. En la actualidad, adem谩s de otras iniciativas, coordina la Escuela para la Igualdad y el Empoderamiento de las Mujeres, dependiente del Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

[2] DAWN es la sigla de Development Alternatives with Women for a New Era. Alternativas de Desarrollo con Mujeres para una Nueva Era.

Deja una respuesta