22 de abril de 2024

«Que se encuentre un poco de humanidad para lograr la paz en Ucrania», suplicó el Papa

El Papa Francisco reiteró el pedido de paz en Ucrania, a dos años del inicio del conflicto. “Cuántas víctimas, heridos, destrucción, angustia, lágrimas”, fue el lamento durante el ángelus, de la mañana dominical ante los fieles en la Plaza de San Pedro. El Santo Padre pidió también que los líderes busquen una solución por vía diplomática.

«Que se encuentre un poco de humanidad que permita crear las condiciones de una solución diplomática para lograr la paz en Ucrania», dijo el papa al recordar el segundo aniversario del inicio del operativo ruso para recuperar las provincias en disputa con Ucrania.

«Este 24 de febrero recordamos con dolor el segundo aniversario del inicio de la guerra a gran escala en Ucrania. Cuántas víctimas, heridos, destrucción, angustia, lágrimas, en un período que se está haciendo terriblemente largo y cuyo final aún no se vislumbra» , se lamentó Francisco desde la ventana del palacio pontificio.

El líder católico afirmó la guerra «no sólo está devastando esta región de Europa, sino que ha desatado una ola global de miedo y odio» y, como hace en cada ocasión pública, se mostró cercano al sufrimiento del pueblo ucraniano y pidió rezar por ellos, especialmente por las víctimas inocentes.

«Suplico para que se encuentre ese poco de humanidad que permita crear las condiciones de una solución diplomática en busca de una paz justa y duradera», fue el llamado del pontífice, que también pidió rezar por Palestina, Israel «y por tantos pueblos desgarrados por la guerra», entre los que mencionaron especialmente a la República Democrática del Congo.

«Me uno a los obispos en su llamado a rezar por la paz, esperando un fin de los enfrentamientos y la búsqueda de un diálogo genuino y constructivo”, apuntó. El papa apareció en buena forma después de que el sábado tuvo que cancelar su agenda por una «ligera queja». Esa jornada tenía previsto recibir a los diáconos de la diócesis de Roma en una audiencia en el Vaticano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *