7 de febrero de 2023

El pre-viaje de Alberto a Rusia y China no tuvo descuentos de gritos en La Rosada

Una semana antes de las elecciones legislativas, que perdió el oficialismo, La Pluma anticipaba las internas que se estaban gestando en la alianza gobernante. Las peleas tienen historia, y por historias se entienden esos casos resonantes como jubilados, Vicentín, Hidrovía entre otros. Hoy es el FMI el que divide las aguas en el Frente de Todos y amenaza con hundir al gobierno porque hoy la interna parece más profunda.

Durante este martes, las acusaciones estuvieron al orden del día. El detonante fue la sorpresiva renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque en Diputados el día anterior, decisión que revolucionó el FdT.

La Pluma consultó fuentes cercanas a la Casa Rosada, quienes aseguraron que la atmósfera era poco menos que respirable y el ambiente estaba muy tenso. Hasta se escucharon en los pasillos de Casa de Gobierno, muchos gritos y muchos, en contra del diputado Máximo Kirchner.

Las fuentes aseguran que el enojo en realidad es con Cristina, quien es la líder indiscutida del kirchnerismo, por lo tanto que Máximo pateara el tablero, intuyen, no era tema que ella desconociera, sino por el contrario, conocía las intenciones del diputado de dar un paso al costado.

En esas voces elevadas que se dejaron oír en la Rosada, según las fuentes, un presidente enojado, también habría mencionado la posibilidad de tomar medidas hacia dentro de la Alianza, ante esta nueva interna. Por ello surgen algunos interrogantes que el tiempo se encargará de dilucidar.

¿Podría el kirchnerismo y la Cámpora perder poder en Anses, PAMI e YPF? Mire que no estamos hablando de cualquier espacio de poder.

¿Corren riesgo las subvenciones que gira el Ejecutivo al Instituto Patria? o ¿El Albertismo podría afianzar vínculos con gremialistas amigos para que le hagan el aguante?

Por ahora sólo son rumores de pasillo político. Habrá que esperar la decisión,la que tomen los funcionarios de la Campora, que actualmente ocupan determinados ministerios.

Y ahora que Alberto Fernández está de gira por Rusia y China, habrá que rogar que el tiempo cure las heridas, que en el Congreso se discuta la deuda y al regreso será el mismísimo presidente quien tendrá que apagar el fuego interno, con la mayor rapidez posible, para evitar costos políticos, los que ya capitalizó la oposición.

Sí, la misma oposición que endeudó al país y que ahora, ya anda diciendo que arreglarán el desastre que dejó el kirchnerismo, mientras se prueba el sillón de Rivadavia modelo 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get 30% off your first purchase

X