7 mayo, 2021

La movida contra infractores terminó con clausuras y al menos 4 fiestas clandestinas desalojadas

4 minutos de lectura

Arduas tareas preventivas, llevó adelante entre la tarde noche del sábado y la madrugada del domingo, personal policial que tuvo que redactar varias actas de infracción y clausura preventiva de locales comerciales para hacer cumplir los protocolos sanitarios en el contexto de pandemia actual, e incluso, tuvo que desalojar reuniones no autorizadas en casas particulares.

Por lo menos un restaurante, un patio cervecero, un maxikiosco que funcionaba como bar y una cancha de fútbol, fueron clausurados por incumplimiento de protocolos y cuatro fiestas clandestinas con más de 100 participantes fueron desalojadas y sus organizadores imputados del artículo 205 del C.P.A.

El primero, el más complicado

Precisamente, la División Prevención y Protección contra el Alcoholismo tuvo que sortear de manera profesional el primer procedimiento en una conocido restaurante del barrio Cabildo, habilitado como heladería y Pastelería, donde su propietario de 25 años opuso una tenaz resistencia para entorpecer el trabajo de los uniformados.

Según se supo, poco después de las 19, arribó al lugar una comisión policial y detectó que en el local en cuestión, había una decena de mesas ocupadas con comensales que no respetaban la distancia establecida por protocolo, motivo por el cual se procedió a labrar el acta de infracción a los Decreto, Nacionales N°235/21 y 167/21, y Decretos Provinciales 628/21 y 2153/20 y sus modificaciones.

Herfa Lubricantes

Además, se habría observado que en una de sus mesas, los comensales consumían bebidas alcohólicas y al solicitarle las habilitaciones correspondientes, su propietario no habría podido justificar las razones por las cuales no contaba con la habilitación Técnica Municipal para el rubro que explota, habilitación Bromatológica, inspección de Bomberos y Licencia Policial para el expendio de bebidas alcohólicas, sólo habría mostrado la habilitación Técnica Municipal para funcionar con el rubro heladería y Pastelería.

Además, el propietario del lugar y una mujer que no pudo ser identificada, habrían entorpecido constantemente el procedimiento profiriendo palabras agraviantes hacia el personal policial e incitando a los clientes a oponerse al trabajo de los agentes del orden, aplaudiendo y exigiendo en todo momento “que los dejen trabajar”.

Aún así, se procedió a la clausura preventiva del lugar, y tras consultar con la fiscal María Alejandra Hurtado, ésta ordenó el desalojo pacífico del comercio y en caso de que su propietario y la mujer se opusieran que sean demorados por atentado y resistencia a la autoridad, lo cual no ocurrió y se le informó de la prohibición de reiniciar la actividad hasta tanto regularice la situación, negándose a firmar las actas.

Otros procedimientos

Por otro lado, también se procedió a la clausura preventiva de un Patio Cervecero del barrio Alberdi de esta Capital cuando pasadas las 22 se observó que en el lugar había dispuestas unas 28 mesas, en el interior, vereda y hasta en la vereda vecina, excediendo considerablemente la capacidad establecida por protocolo Covid-19 por lo que se le informó a su propietario de la infracción cometida y de las actuaciones pertinentes.

De igual forma, un maxikiosco del barrio Belgrano tuvo que bajar sus persianas tras haberle informado a su propietario de 49 años que había infringido las normas por no contar con las habilitaciones correspondientes para la explotación comercial del rubro bar con venta de comida y bebidas con y sin alcohol en mesas y sillas en la vereda, y falta de licencia policial.

Por su parte, alrededor de las 3 de hoy en una cancha de fútbol de la localidad de Media Flor, La Banda, se procedió al desalojo de unas 50 personas de sexo masculino, 10 de ellos menores de edad que fueron entregados a sus progenitores ya que en el lugar se llevaba a cabo un evento social no autorizado.

En otro orden de cosas, el personal policial también desalojó cuatro fiestas clandestinas que se llevaban a cabo domicilios particulares de los barrios, Siglo XXI, Mariano Moreno y La Católica de esta Capital y en el barrio El Polear de La Banda.

En la totalidad de estas reuniones no autorizadas, se desalojaron más de 100 personas de ambos sexos y entre ellas alrededor de 40 menores de edad que fueron entregados a sus padres. Se incautaron equipos de música con sus parlantes, bebidas alcohólicas y no obstante se labraron actas de infracción a los Decretos Nacionales 235/21 y 167/21, y Decretos Provinciales 628/21 y 2153/20 y sus modificaciones.

Como también por orden de la Fiscal Holgado a los mayores de edad, organizadores de los eventos clandestinos, se les imputó el artículo 205 del C.P.A. por poner en riesgo la salud pública, al no cumplir con las disposiciones vigentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *