7 de febrero de 2023

Ante el avance de los contagios de Covid a nivel nacional, analizan el regreso del barbijo obligatorio

La Ciudad de Buenos Aires vuelve a ser el epicentro de contagios Covid a nivel nacional, no descartan el posible regreso de los barbijos. El gobierno nacional monitorea de cerca la situación epidemiológica de Chile y Brasil.

Los contagios suman un total de 28 jornadas consecutivas de alzas, con la Ciudad de Buenos Aires como epicentro, tendencia impulsada por las subvariantes de Ómicron, según detalló a Télam el virólogo molecular e integrante del Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-CoV-2 (PAIS), Humberto Debat.

La situación sanitaria a nivel internacional parece que no tener fin. China (con tasas récord de infección), mientras que en Sudamérica en Chile ya siente los estragos del «perro del infierno» y «pesadilla», mientras que Brasil volvió a imponer el uso obligatorio de los protectores en aeropuertos y en Perú emitió una alerta sanitaria.

«Venimos diciendo que el barbijo habría que seguir usándolo en determinada situación, como en el transporte público, en los lugares donde hay una gran cantidad de gente con poca aireación y en reuniones donde los ambientes están más cerrados», señaló a El Cronista el infectólogo y asesor del Gobierno en la pandemia, Eduardo López. 

Bajo nivel de vacunados contra el Covid-19

Para el sanitarista, la curva creciente de los contagios de Coronavirus en el país, responde también a la «baja cantidad de vacunas de refuerzo» administrada. Según datos que se desprenden del Monitor Público de Vacunación, de los 41.049.293 esquemas iniciados hace dos años atrás, sólo 6.261.537 complementaron con un segundo refuerzo. 

«Casi el 50% de la gente tiene sólo dos dosis y no va del 25% con una cuarta. Es decir, tanto del primero como el segundo refuerzo, que son fundamentales para los sublinajes que están circulando hoy en la Argentina, no están completos», insistió López.

En tal sentido el médico clínico Luis Cámera en diálogo con El Cronista que para enero o febrero de 2023 «va a ser necesario» afianzar los esquemas de protección anti-COVID 19 en la Argentina con una quinta dosis, ritmo que luego se continuará con una sola aplicación anual.  

Cámera se sumó también al pronóstico de regreso del barbijo como medida preventiva en algunos distritos, aunque enfatizó que al tratarse de subvariantes «extremadamente contagiosas», es «muy difícil» avanzar con otro tipo de restricciones. 

«Lo único que es realmente útil es tener, por lo menos, tres dosis de vacunas para los jóvenes, cuatro para los mayores y eventualmente, una quinta», sentenció. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get 30% off your first purchase

X