La Cámara alta aprobó la ley de Teletrabajo

La presidenta Provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala de Zamora, presidi√≥ parte de la sesi√≥n p√ļblica especial bajo modalidad remota en la que la C√°mara Alta convirti√≥ en ley el r√©gimen legal del Teletrabajo y dio media sanci√≥n al proyecto remitido por el Poder Ejecutivo para restaurar la sostenibilidad de la deuda p√ļblica bajo legislaci√≥n nacional.

La nueva ley de régimen de contrato de teletrabajo busca ampliar los derechos de trabajadoras y trabajadores. Entre otros temas a destacar, establece que las personas que trabajen bajo esta modalidad gozarán de los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajen bajo la modalidad presencial, que la jornada laboral debe ser pactada previamente por escrito en el contrato de trabajo, el derecho a la desconexión digital, a la intimidad y de las personas que tienen a su cargo tareas de cuidado.

También, postula derechos sindicales para esta modalidad, que el empleador debe proveer el equipamiento y las herramientas necesarios y compensar los gastos de conectividad y servicios, entre otros temas.

Tambi√©n menciona el derecho a la desconexi√≥n digital, es decir la posibilidad de no ser conectados y a desconectarse de los dispositivos digitales fuera de su jornada laboral y durante los per√≠odos de licencias aquellos trabajadores que se desempe√Īen bajo esta modalidad, sin que sean sancionados.

Sobre las tareas de cuidado, se√Īala que quienes cumplan esa actividad y acrediten tener a su cargo, de manera √ļnica o compartida, el cuidado de personas menores de 13 a√Īos, personas con discapacidad o adultos mayores que convivan con la persona trabajadora y que requieran asistencia espec√≠fica, tendr√°n derecho a horarios compatibles con esas tareas de cuidado y/o a interrumpir la jornada.

El traslado de quien trabaja en una posición presencial hacia la modalidad de teletrabajo, salvo casos de fuerza mayor debidamente acreditados, debe ser voluntario y el consentimiento debe prestarse por escrito.

El punto sobre la reversibilidad, uno de los que más discrepancias generó, indica que el consentimiento prestado por la persona trabajadora para pasar a la modalidad de teletrabajo es reversible en cualquier momento de la relación laboral.

La ley ordena que el empleador debe proporcionar el equipamiento, las herramientas de trabajo y el soporte necesario para el desempe√Īo de las tareas, y asumir los costos de instalaci√≥n, mantenimiento y reparaci√≥n de las mismas, o compensar por la utilizaci√≥n de herramientas propias de la persona trabajadora.

Deja una respuesta