20 de julio de 2024

Duro informe de la UCA: “Nuevos pobres, pobres más pobres y más desiguales»

El Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) público su último informe titulado «Nuevos pobres, pobres más pobres y más desiguales: ¿Una crisis que va quedando atrás o un peor futuro por venir?». Este documento arroja luz sobre el impacto socioeconómico devastador que la recesión ha tenido en el país durante el último año.

Ph: archivo

Según el reporte, basado en comparaciones entre el primer trimestre de 2024 y el mismo periodo del año anterior, registró una alarmante disminución en el poder adquisitivo de la población. El ingreso promedio per cápita cayó a $233.695, marcando una reducción significativa desde los $295.128 registrados un año atrás, lo que representa una disminución del 20% en términos reales.

La situación se agrava al observar los hogares, donde los ingresos también sufrió una contracción notable. Los sectores más vulnerables, dependientes de programas sociales o empleos informales, experimentó el mayor deterioro en su bienestar económico. A pesar de los aumentos en programas como la AUH-TA, estos esfuerzos no fueron suficientes para compensar la inflación y la recesión, lo que ha exacerbado la pobreza y la desigualdad.

En términos de desigualdad de ingresos, el informe revela que los estratos superiores aumentó su participación en el total de ingresos, mientras que los estratos inferiores han visto una disminución considerable, alejándose aún más de los mínimos necesarios para subsistir.

Además, la precarización laboral se intensificó, especialmente entre los trabajadores de menores ingresos. La remuneración salarial media cayó un 20% en términos reales, con los trabajadores del primer quintil sufriendo una precarización del 80%, en comparación con el 8,5% observado en el quinto quintil.

Aunque se observa una ligera reducción en la tasa de empleo no registrado, del 35,8% al 34,9% entre los primeros trimestres de 2023 y 2024, la situación laboral sigue siendo precaria para muchos argentinos. Esto subraya la urgente necesidad de políticas económicas que promuevan una distribución equitativa de los ingresos y mejoren las condiciones laborales en todos los sectores de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *