21 junio, 2021

Colimba no, bolú, Servicio Cívico, ¡volú!

4 minutos de lectura

El Gobierno argentino creó el Servicio Cívico Voluntario en Valores y lo dio a conocer mediante la Resolución 598/2019, publicada en el Boletín Oficial de la Nación, instrumento legal que lleva la firma de la Ministra de Seguridad, Patricia Bulrich. Casi cantado, la polémica no se hizo esperar, y los aplausos aduladores del oficialismo colisionaron con las más férreas expresiones de repudio de la oposición y organismos de derechos humanos.


Gendarmería Nacional tendrá la responsabilidad de capacitar “en valores democráticos y republicanos” a jóvenes considerados “NiNi”, cuyas edades oscilan entre los 16 y los 20 años, según lo expresa la resolución gubernamental que considera que es el «ámbito de cohesión e integración social” para aquellos “que se inscriban voluntariamente”
Bullrich, quien acompañó ayer al presidente Mauricio Macri en su visita a una de las instalaciones donde se llevará a cabo el programa, brindó una conferencia de prensa junto al Ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro y defendió la decisión y se encargó de aclarar que no se trata del Servicio Militar sino de una capacitación especializada.


La ministra aseguró que muchos de los chicos que aceptarán el llamado, necesitan contención, porque «pueden tener problemas de adicción o no problemas con la ley». A su tiempo, Finocchiaro no escatimó elogios al carácter voluntario del servicio y resalté que este es acertado porque está dirigido a «chicos que hoy no están haciendo nada, ni trabajando ni estudiando».
Probablemente, el Servicio Cívico Voluntario en Valores (SCVV), sea un acto propio de un gobierno que intenta, seducir, captar o retener a los votantes del extinto Cambiemos. A quien creen y piensan que los militares son la solución para los problemas de nuestro país y que la “Colimba” es una decisión que puede colocarse por encima de la familia y la escuela o en otros casos, suplantarlas.

Así fueron adoctrinando a la gente.


El problema, o la solución, que se le presenta ahora es la de explicar cómo hará para contener a los jóvenes que están fuera del sistema educativo o laboral. Cómo será la instrucción cívica que estará a cargo de Gendarmería Nacional, institución acusada de ser una de las ramas más violenta de las Fuerzas Armadas y que en la consideración de muchos, es la principal herramienta represiva al civismo. Y si hablamos de su historia, no podríamos obviar las acusaciones de crímenes de lesa humanidad que pesan en su contra.

Herfa Lubricantes


Indudablemente este Gobierno, apoyado sobre las creencias de un sector de la sociedad, fogonea la idea de que el ejército es el órgano natural de contención para un pibe olvidado por el Estado, que el tiempo que pase en un cuartel le permitirá aprender valores de familia, y valores democráticos. Evidentemente, no ha tomado notas sobre esta cuestión o no ha entendido nada de esta joven democracia que hoy vivimos.


Cómo explicará el Gobierno la vuelta a Campo de Mayo en la provincia de Buenos Aires, donde funcionará uno de los centros de formación democrática y que justamente es un lugar emblemático de la Dictadura cívico militar porque en 1975 se montó allí, en ese complejo de unidades militares del Ejército, uno de los centro clandestino de detención ilegal más grandes del terrorismo de Estado, por donde pasaron 5.000 detenidos.

Claro es que la resolución conocida este martes no es un hecho aislado.
Paralelamente al texto de la Resolución, donde se indica que el Servicio Cívico Voluntario en Valores tendrá por objetivo “brindar capacitación en valores democráticos y republicanos, fomento del compromiso personal y para con la comunidad, hábitos responsables, estímulo a la finalización del ciclo educativo obligatorio y la promoción del desarrollo de habilidades para el trabajo, culturales, de oficios y deportes», surgieron los globos de ensayos en las redes sociales y los argumentos periodísticos de los medios de comunicación adictos.


“Vuelve el servicio militar obligatorio” o la comparación entre un “patriota y un vago”, marcaron la tendencia o el presidente mostrándose como el organizador el mayor despliegue militar en años para celebrar el 9 de julio, dónde desfiló el mismísimo Aldo Rico, comandante carapintada que atentó contra la democracia, sólo fueron algunas de las demostraciones de que esta medida estaba en ciernes.

Y de paso, se medía, como reaccionaba una parte de la sociedad argentina que anhela al menos, el ejército en las calles.
Por último, se pudo saber que una de las bases militares donde se brindará una Capacitación Especializada y que se suma a la principal en Camp de Mayo, será el cuartel de la Agrupación XVII «Santiago del Estero», con sede en nuestra Provincia, mientras que las restantes será: «Cabo Juan Adolfo Romero»,

Ciudad de Mercedes, Provincia de Buenos Aires; Escuela de Suboficiales «Cabo Raúl Remberto Cuello», Ciudad de Jesús María, Provincia de Córdoba; Escuadrón N° 34 «Cabo Primero Marciano Verón», Ciudad de San Carlos de Bariloche, Provincia de Río Negro y Casa de Retiro Cura Brochero, Barrio La Bastilla, González Catán, Provincia de Buenos Aires.

Esto fue la prueba de laboratorio PRO, Así lograba su aprobación, que vuelva la colimba.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *