17 de octubre de 2021

El hombre que cambió el periodismo a fuerza de violento tipeo y Literatura

3 minutos de lectura

El hombre que cambió para siempre el papel del periodismo en nuestro país. Rodolfo Walsh. Aquí, una semblanza de su historia que carece de final a propósito, pero que sus inicios con «Operación Masacre», su novela de «no ficción», marcaría el rumbo a seguir.

El escritor y periodista, cuya prosa y pensamiento no pudo ser acallada por las balas y el terror de la Dictadura Militar. Foto: Télam/jcp

La bala que no mató a Juan Carlos Livraga, cambió para siempre la vida del periodista. Su nombre, Rodolfo Walsh. Para 1956, Walsh quiere ser merecedor del Pulitzer y explota su veta de escritor colaborando asiduamente con el Diario La Nación. El destino, si es que existe, lo cruza con la versión de la no muerte de un fusilado en los “fusilamientos de José León Suárez”.

Una frase, tres palabras y la tragedia de nuestra Argentina serían el resultado de una investigación periodística que se convirtió en literatura adelantada para su tiempo.

La Portada del libro «Operación Masacre», primera edición, de 1957.

Un libro con dos palabras por título, “Operación Masacre”, vería la luz en 1957 y su autor realizaría varios trabajos de reescritura en aquella primera edición para desglosar la historia de “el fusilado que vive”, uno de los reportajes más descarnados de la historia periodística argentina, pero que a los editores de aquella época no les interesaba, o al menos, les interesaba mucho menos que sus propias vidas.

Herfa Lubricantes

Rodolfo Walsh tuvo que ocultar su identidad para investigar los crímenes en José León Suárez cuya revelación más importante fue que sus perpetradores actuaron antes de que se decretara la denominada Ley Marcial, revelación que resultaría clave para demostrar que el fusilamiento fue en realidad una masacre basada en sospechas infundadas, carente de marco legal alguno y sin juicio previo a 12 hombres inocentes.

3 de mayo en Madrid, Los fusilamientos, Óleo de Francisco de Goya. Coincidentemente, la imagen se reproduce en la portada de «Operación Masacre», Primera Edición.

“Operación Masacre” denuncia crímenes cometidos por el Estado y Rodolfo Walsh tiene la esperanza de que la Justicia detenga la muerte y el derramamiento de sangre argentina, por lo que a este libro le seguirían dos investigaciones más: “el Caso Satanowsky” y “¿Quién mató a Rosendo?” Pero 10 años después, Truman Capote con “A sangre fría”, se arrogaría los derechos de la crítica de ser el iniciador del género de “Nonfiction novel”.

La corriente del Nuevo Periodismo norteamericano, inaugurado en los años 60 por escritores de la talla de Capote, Tom Wolfe y Norman Mailer, tardíamente, le quitaría la posibilidad de ser reconocido como pionero en la materia, pero el Walsh que anhelaba ganar el Pulitzer de joven ya estaba mucho más adelantado a su tiempo. Quer`pia contar las cosas que pasaban en el país, movilizado por los intereses del pueblo y por un compromiso político más fuerte, lo que lo fue llevando a estar más cercano a sus afectos e ideales. Y las ideas de escritor, fueron pasando a un segundo plano.

Se dice que a principios de 1970, definiría de manera exacta la profesión de periodista al asegurar que una máquina de escribir puede ser un “abanico o una pistola” según cómo se use porque puede “mover a la gente en grado incalculable, sin ninguna duda”. Por ello, quiso contar a fuerza de tipeo virulento los resultados de sus minuciosas investigaciones, marcado por una obsesión incesante  por denunciar los crímenes de su tiempo, especialmente aquellos cometidos por el terrorismo de Estado.

Rodolfo Walsh, el hombre que escribió “Operación Masacre”, que lloró a sus hijas desaparecidas por la Dictadura de los años 70 y que escribió una carta monumental a la Junta Militar con el corazón desangrado de dolor paternal y furia argentina, cambió para siempre la historia del periodismo argentino que hoy celebra su día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *